celia pla

El concierto, un premio de fin de curso.

Cuando el curso finaliza, es una satisfacción poder mostrar lo que se aprende: todos y cada uno de los alumnos, sin excepción alguna, participan en esta muestra en la que ponemos todos la mayor ilusión y esfuerzo.

La preparación es fundamental: buscar la pieza que motive y pueda defender mejor cada "interprete" o como es el caso de los más pequeños, componerla expresamente para ellos; buscando el entorno más apropiado como es el Palau de la Música de Valencia, para que el alumno tenga todo el protagonismo que merece.

En definitiva, el concierto de fin de curso con público será el máximo exponente de esta forma de entender el aprendizaje musical para el que cualquier persona está capacitada.

Un entorno privilegiado, un público dispuesto a escuchar y aplaudir, son el mejor premio para nuestro esfuerzo.

concierto